Skip to content


El relato de la crisis financiera y sus “soluciones”

El relato de la crisis financiera global (al parecer anticipado por Roubini) esta obviamente dominado  por razonamientos basados en la teoría económica. Aunque muy rudimentarios, los rasgos centrales de dicho relato serían los siguientes (hay, claro debates y análisis mucho más sesudos, unos pocos ejemplos son Arrow, Levitt, Rodrik,)

– En 2001 la Reserva Federal (FED) comienza una tendencia de baja de tasas para evitar una recesión en la economía norteamericana.

– Al persistir el riesgo de recesión y la inflación mantenerse relativamente baja, la tendencia a la baja de tasas se prolonga a lo largo de los años.

– La disminución de tasas afecta negativamente el margen de rentabilidad de las actividades tradicionales de los bancos (se achica el spread?) pero a la vez aumenta la liquidez.

– Dicha combinación (baja rentabilidad de actividades tradicionales + alta liquidez) produce incentivos a las entidades financieras a i) dar créditos más riesgosos (los ya famosos créditos ninjas) ii) de los que luego se construyen instrumentos derivados (los más salientes: MBS (Mortgage Backed Securities) y los CDS (Credit Default Swaps)).

– El aumento de crédito hipotecario induce una burbuja de los precios de los inmuebles.

-La alta rentabilidad que ofrecen los MBS y CDS los vuelve atractivos a los Bancos y fondos de inversión de ambos hemisferios (que los ofrecen a sus clientes) y en consecuencia pasan a contar con distintas proporciones de ellos en sus carteras.

– Una vez que los precios de los inmuebles comienzan a caer (presumiblemente por la amenaza de la recesión) y los ninjas dejan de pagar sus préstamos (o bien porque perdieron su trabajo o porque el precio de su casa cayó mucho más que la valuación de la hipoteca, o por ambos) el valor los productos derivados cae estrepitosamente afectando las hojas de balance de los bancos y la confianza del sistema financiero: nadie sabe cuantos títulos -antes muy rentables ahora “tóxicos”- tiene cada entidad. Potenciales prestamistas no saben si los potenciales deudores van a estar en condiciones de devolverles el dinero, y por tanto nadie presta. Tal desconfianza paraliza los préstamos interbancarios y el sistema financiero de las economías desarrolladas se “seca” (afectando también a los países en desarrollo en la medida y grado en  que dependen del ingreso de flujos de divisas para créditos o para sostener los valores de la moneda doméstica).

– Esto impacta en las bolsas: previendo que los precios de las acciones van a seguir cayendo (por la morosidad, por la falta de liquidez del sistema financiero, el credit crunch, la anticipación de una recesión, y la incertidumbre sobre la medida del impacto de todo ello) todos quieren vender y, como todos quieren vender, el precio cae, iniciando un círculo vicioso de descenso en el precio de las acciones.

Los economistas también informaron los debates sobre las decisiones que resultarían más eficaces para detener el derrumbe una vez que los tiempos de la crisis comenzaron a acelerarse luego de la quiebra de Lehman Brothers. Pueden distinguirse dos etapas de decisiones que tomaron las autoridades monetarias y los gobiernos buscando poner un piso a la caída. Ambas se orientaron a devolver liquidez al sistema financiero y restaurar la confianza de los actores del sistema financiero.

1. Inyección de liquidez convencional + Nacionalización selectiva de instituciones en quiebra:

a) inyección de liquidez via “redescuentos”

b) nacionalización de entidades financieras “demasiado grandes para caer” (riesgo sistémico) y señalización procurando disminuir el riesgo moral (dejando caer entidades sin impacto sistémico)

c) garantías a los depósitos

2. La llamada solución Brown (o sueca?)

a) inyectar liquidez recapitalizando bancos

b) devolver la confianza asegurando los préstamos interbancarios

3. No hay tercera etapa aun, pero muchos economistas cuyas ideas influyen en Obama consideran que la recesión a la que conduce la falta crédito precisa de un estímulo a la demanda de manera que es esperable que el Estado ponga dinero en los bolsillos de los deudores (obra pública, cambios impositivos, etc) para que vuelvan a consumir.

Y los análisis políticos de la crisis financiera? En la siguiente entrada.

* Fuente de la ilustración: The Economist, 1987 (link)

Posted in Crisis Financieras, Politica Económica.

Tagged with , , , , .


3 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

  1. Marcos says

    Queda en claro, por lo que entiendo del relato, el papel decisivo que jugó una política orientada a sostener la demanda a toda costa y contra todas las señales de peligro. Sería interesante que ese dato se pusiera más de lleno en la discusión, que parece enfocarse, al menos entre nosotros, exclusivamente en la falta de regulaciones.

    En cuanto a los análisis políticos, leí la nota que salío de Sartori en La Nación y me pareció penosa: aprovechar el momento para sermonear a los economistas sobre sus errores y limitaciones para predecir, en fin, es como que no tiene nada que decir el hombre.

  2. Nicolás Cherny says

    Salvo que pensemos que algunas regulaciones sobre el sistema financiero hubieran podido neutralizar o al menos moderar los riesgos de sostener las tasas tan bajas por un tiempo prolongado. Todo indica que esas regulaciones no existieron, de modo que no se puede descartar el contrafáctico.

    De todas maneras, quiza lo más razonable sea pensar que el gobierno eligió evitar asumir los dos costos: las consecuencias políticas de un enfriamiento (por todos conocidas) y las consecuencias de regular (con el riesgo de constreñir el crédito o perder apoyo de actores clave)

  3. Tito says

    Me preocupan las “lecturas” domésticas de las recomendaciones de Krugman. Días pasados leí también en La Nación las recetas para los K de un supuesto gurú inglés que juega al golf en Bs As, Caponetto debe estar verde de envidia…