Skip to content


¿Por qué el gobierno elige polarizar con Cobos?

Desde hace ya varios meses, el kirchnerismo parece empecinado en polarizar con Cobos, en tanto principal enemigo de la continuidad de su proyecto político. Las embestidas diarias dedicadas a su figura y levantadas tanto por las principales planas de diarios “opositores” como “oficialistas”, son fiel muestra de ello. Sin embargo, los réditos electorales a obtener eventualmente con esta maniobra son inciertos. Con ella ha logrado por el momento que la oposición encuentre nuevamente un punto de crítica en común contra el gobierno: las desautorizaciones hacia el Vicepresidente (VP) son vistas como muestra del avasallamiento a las instituciones. Hasta Carrió ha pedido que se respete su continuidad en el cargo. Dicha polarización podría estar ayudando incluso a aquellos que no votaron por el oficialismo en las últimas elecciones a divisar una figura nítida en la difusa oposición, aclarando así sus preferencias electorales. Para el kirchnerismo, una polarización con Macri (“progresismo vs. neoliberalismo”), o con Duhalde (“peronismo progresista vs. peronismo conservador”), podrían ser probablemente estrategias de polarización más efectivas en la ciudadanía de cara al 2011.

¿Por qué, entonces, esta obsesión con el VP? Quizás la evaluación de sus consecuencias electorales se encuentre subordinada a una inquietud más inmediata: imponer definitivamente el argumento de que todo aquello que se les opone es golpista por naturaleza. Es decir, convencer a la ciudadanía de que hay una puesta en escena destituyente, en la que Cobos se ha convertido en el elegido por los sectores reaccionarios para frenar y desestabilizar al gobierno. Si el kirchnerismo no es capaz de consolidar el “modelo”, dice la tesis conspirativa, se deberá entonces a los intereses mezquinos de este personaje gris, cuyas intenciones bien podrían ser ocupar el sillón presidencial antes de tiempo. La otra posibilidad es que, esperando que el argumento golpista cobre fuerza, con ella lleguen los réditos electorales. Como sea, lo paradójico con dicha decisión es que nadie ha estado ayudando a consolidar la proyección nacional de Cobos más que el propio gobierno.

Posted in Elecciones 2009, Kirchnerismo, Politica Argentina.

Tagged with , .


3 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

  1. Andrés says

    Buenas Enzo,

    Yo creo que el gobierno desearía poder ignorar a Cobos, pero no puede. Me vienen a la mente al menos dos razones:

    1) Un vicepresidente rebelde e incontrolable da la imagen de un presidente que no controla a sus subordinados (después de todo , el VP representa al PEN en el PLN), y lamentablemente la imagen hay que cuidarla, por lo que antes de quedar como pusilánime pisado, el gobierno prefiere quedar como un dios ultrajado y por eso la virulencia contra él.

    2) Cobos puede hacer cierto daño, como por ejempo dar lugar a la aprobación de la ley del cheque con una mayoría discutida. O sea, tiene un grado de discrecionalidad que podría usar para que el gobierno no quede tan mal parado, pero hace exactamente lo contrario. Entonces, el gobierno la devuelve.

    Más de un asesor debe haberle dicho a CFK que ignore a Cobos, pero por lo que dije no creo que pueda ignorárselo tan fácilmente.

    No creo que este sea un tema de polarización electoral porque NK tiene enemigos más peligrosos, como FdN o FS, y dudo que Cobos sobreviva a la renuncia a la VP.

    Saludos,

    Andrés

  2. Enzo says

    Estimado Andrés,

    Es verdad que no debe ser fácil para los Kirchner ignorar a Cobos y que seguramente le habrán aconsejado no polarizar con este (sin demasiado éxito, por cierto). Pero, insisto, me parece que subestimar su potencial electoral puede representarles un gran problema a futuro. No te olvides que Cobos sigue midiendo relativamente bien y, acá tengo que discrepar con vos, no veo motivos tan claros para esperar que pierda ese capital después de la vicepresidencia. Por otro lado, me parece que hay claramente algo de “irracional” en el gobierno a la hora de buscarlo todo el tiempo para pelear. En algunos casos es difícil no confrontar, te lo reconozco, pero en otros parecería haber ensaniamiento puro y un intento de mostrarlo como el responsable de sus propios errores. Pensando en lo difícil que debe ser para una persona que no votó al oficialismo en la última elección tragarse el argumento de que Cobos es el delegado de una coalición golpista, me cuesta creer que haya una estrategia puramente racional detrás de todo esto. Gracias por el comentario.

    Saludos,

    Enzo.

  3. josé Alberdi says

    Cobos: en primer lugar en este momento coyuntural podríamos decir que es una suerte de clase ejecutiva del monopolio Clarin, la defensa de los DD HH llega hasta Clarin y los derechos de la apropiadora, como su contracara funcional mesianica, la reconocida Carrio, en segundo lugar es funcional a la carne podrida que cotidianamente Clarin propone en sus “Manchetes”, lo de carne podrida lo pueden consulta en el diccionario de yiria de Vicente Tito Palermo, que les paso muchachos, para hacer lectura tan caretas…