Skip to content


El PS en Santa Fe, ¿caso desviado del gobernador como “the party boss”?

La literatura politológica en general sostiene que los gobernadores en Argentina tienden a ser jefes indiscutidos de sus partidos y que, como tales, tienen la capacidad para controlar las candidaturas principales en su provincia, empezando por la del propio gobernador. La idea es que los recursos de los que gozan por estar a la cabeza del estado provincial les permiten concentrar el poder partidario y disuadir la emergencia de desafiantes internos. Eso llevaría a que los gobernadores puedan, siempre y cuando conserven buenos niveles de popularidad, postularse sin escollos para su reelección o, si ésta no está permitida, que puedan definir el nombre de su sucesor.

Esta idea tan establecida no parece estar funcionando en Santa Fe, tal como lo expone la agresiva interna desatada entre el binnerismo y el giustinianismo en torno a la candidatura para la gobernación provincial.

Binner, pese a ser un gobernador altamente popular y reconocido como el líder más relevante del partido y del frente, no parece tenerla tan fácil para imponer a su favorito (el ministro de gobierno Antonio Bonfatti) como sucesor.

Posted in Política.