Skip to content


La caja de las obras sociales: ¿futuro escenario de disputa?

El rumor surgió en el Ministerio de Economía y la noticia pasó relativamente desapercibida en los periódicos nacionales: funcionarios de La Cámpora estarían armando el proyecto “Salud para Todos” que propone la estatización de las obras sociales. Moyano intentó marcar la cancha rápidamente: ”las obras sociales no se tocan”; “resisitiré si el gobierno pretende quitarle derechos a los trabajadores”. ¿Existe en el gobierno de Cristina Kirchner la voluntad de controlar la caja de las obras sociales sindicales? Recordemos que ningún presidente constitucional, ni en sus mejores épocas y con el movimiento obrero dividido, pudo avanzar demasiado frente al interés corporativo más unificador que poseen las organizaciones del trabajo.

El gobierno nacional controla una porción nada desdeñable del flujo de recursos económicos del estado hacia los gremios. Retiene el Fondo solidario de Redistribución (FSR) (que distribuye millones de pesos) y un porcentaje pequeño pero voluminoso que la AFIP separa de todos los aportes y contribuciones recaudados. Dicho Fondo garantiza que todas las obras sociales reciban un piso de aporte por afiliado y financia la Administración de Programas Especiales (APE). Se calcula que la deuda con los sindicatos es de 15.000 millones de pesos en concepto de transferencias retenidas.

Que el gobierno decida embarcarse en una reforma muy ambiciosa y, por lo tanto, muy arriesgada -supone enfrentarse con todo el sindicalismo- resulta poco probable aún con los altos niveles de aprobación popular que disfruta actualmente. Pero, ¿podría el gobierno avanzar luego de las elecciones persidenciales de octubre hacia una reforma menos ambiciosa a la de una estatización total pero que cristalice el control de los fondos especiales como el FSR y la APE? A su favor juega que ya no quedan hombres de confianza de la CGT en dichos organismos y que podría conseguir apoyos presentándola como una respuesta aún no dada al problema de los “vicios” sindicales en el manejo de la salud. Por su parte, Moyano y la conducción de la CGT ha reaccionado rapidamente amenazando con presentar un reclamo judicial colectivo por inclumplimiento de pago.

Si el gobierno avanza en el control de las transferencias directas es esperable que el mundo de las obras sociales se convierta en uno de los principales escenarios de disputa con la conducción de la CGT a partir de 2012.

Posted in Política, Politica Argentina, Sindicalismo.

Tagged with , , , , , , .


One Response

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

  1. Politicol says

    Por el momento lo que salieron a decir intentando marcar cancha tiene que ver con el reclamo por los montos adeudados, pero principalmente para hacer evidente que más allá de sus diferencias internas cualquier iniciativa al respecto los encontrará “unidos”.
    http://lapoliticaonline.com/noticias/val/76770/la-pelea-por-las-obras-sociales-une-a-toda-la-cgt.html