Skip to content


¿Cómo se arman las listas legislativas en Argentina?

Pocas veces el cierre de listas para elecciones legislativas acaparó tanta atención como ocurrió en el largo fin de semana pasado. Las crónicas sobre negociaciones a varias bandas (y no sólo en la Provincia de Buenos Aires), ocuparon el centro del espacio mediático.

Para los habituales lectores de trabajos académicos sobre instituciones políticas argentinas, esto no debería pasar desapercibido. Es que en las últimas dos décadas se había ido forjando un consenso en la literatura politológica respecto a que los gobernadores, como jefes políticos de los partidos en las provincias, resultaban actores excluyentes en el armado de las listas legislativas en sus respectivos distritos.
Sin embargo, mientras por un lado se publicaban incontables trabajos que asumían dicha premisa, ésta se iba erosionando a la luz de la experiencia kirchnerista, en la que la intervención del ejecutivo nacional en la elección de los candidatos en diferentes provincias se tornaba crecientemente ostensible. De modo que, de modo progresivo, la noción de que los Kirchner resolvieron luchar por tomar en sus propias manos la lapicera para armar las listas y saltear así las arduas negociaciones con los gobernadores por los votos en el Congreso comenzó a devenir en parte del sentido común de los observadores.

lapicera

En todo caso, parece indudable que conocer el proceso de conformación de las listas ofrece información sustantiva sobre las relaciones entre presidente y gobernadores, contribuye a comprender el funcionamiento del congreso, y resulta un elemento clave para conocer las dinámicas intra e inter partidarias. Estudiar sistemáticamente el proceso de conformación de las listas supone identificar quiénes son los actores que intervienen en las negociaciones, qué otros elementos forman parte de esta negociación, y quiénes son finalmente los elegidos, entre otros elementos. Supone también identificar si – como todo parece indicar – ha habido cambios en los últimos años en la influencia de gobernadores y presidentes, establecer la existencia de diferentes patrones entre distritos, y sobre todo descubrir las causas de estas variaciones.

Un poco de todo eso forma parte de un proyecto que coordinamos con los colegas y amigos Nico Cherny y Carlos Freytes, con la participación de un grupo de entusiastas jóvenes politólogos. Mientras tanto, y a propósito de todo lo anterior, proponemos mostrar en una serie de próximos posteos algunos elementos destacados de lo que ha sido el proceso de conformación de las listas legislativas para las elecciones de este año en distintas provincias argentinas.
En breve comenzamos con Chaco.

Posted in Elecciones 2013, Listas 2013, Política.


2 Responses

Stay in touch with the conversation, subscribe to the RSS feed for comments on this post.

  1. FEr says

    Estimado Gerardo:

    Me parece muy interesante la propuesta y estoy muy interesado en leer y trabajar algunos aspectos de lo que planteas. El abordaje de estos tópicos ha sido claramente descuidado, aunque se corre el riesgo de caer en versiones maniqueas si no se avanza en un consistente trabajo de campo. ¿Tienen ya algún artículo que puedas sugerirme?

    Un saludo cordial
    Fernando

    • Gerardo Scherlis says

      Sí Fernando, precisamente de eso se trata. Decenas de papers (en general enfocados en alguna otra cuestión) reiteran el latiguillo según el cual el gobernador maneja la lista en su carácter de party boss de su provincia. Ahora el consenso parece ser el inverso, y las listas las arman Zannini y Cristina en Olivos bajo la supervisión de Máximo. En verdad, parece interesante observar e intentar comprender cuáles son los factores que refuerzan las capacidades de unos y otros actores. A partir de la próxima semana aparecerán algunos posts con algunos avances de lo que estuvimos observando para las elecciones de este año.
      En cuanto a artículo para sugerir, si te referís a algo que hayamos hecho nosotros, la respuesta es no, por ahora. Saludos